SOBRE LA “ECONOMÍA” DEL SEXO Y ALGO MÁS…

El día que la demanda masculina de sexo “sin compromisos”, encuentre una oferta femenina equivalente (de sexo “sin compromisos”), la Prostitución posiblemente habrá desaparecido!!!…

A diferencia de lo que sostienen algunas perversas campañas “abolicionistas”, la búsqueda de sexo pago es consecuencia directa, no de la “cosificación” de la Mujer (excusa demagógica y berreta, ya que el Sistema Capitalista nos cosifica a todos), sino de la baja demanda de las Mujeres de sexo realmente “gratuito”.

Es el alto costo del sexo “gratis”, y la ausencia de una sexualidad realmente Libre, Plena, Diversa, y Sin Prejuicios Morales, lo que hace que exista (y sea rentable) el Mercado del Sexo Pago.

Si los Hombres demandan más sexo del que las Mujeres están dispuestas a ofrecer gratuitamente, es totalmente legítimo que algunas de ellas cobren y obtengan beneficio económico de esa demanda insatisfecha.

No se trata, bajo ningún punto de vista, de un caso de “violencia de género”, sino de un entendimiento que las personas adultas libremente utilizan para satisfacer sus deseos y necesidades. Confundir los términos de un intercambio mutuamente beneficioso (y consentido libremente por ambas partes) es un grave error, o una manifestación de la moral que, convertida en un sistema punitivo, reprime conductas que ninguna lógica seria podría condenar!!!…

Si debiéramos buscar un verdadero responsable de semejante “confusión”, es muy claro que la moral “judeo-cristiana” no está libre de este pecado “original” contra la Libertad, y que ciertas “ideologías” han comprado (inconscientemente, o no) ese mismo discurso punitivo.

Quizás la “nueva” versión del matrimonio monogámico (o monogamias sucesivas), sea el espejo que distorsiona todo el sistema de la “economía sexual”, al mantener la ilusión de “Un sólo Amor, Un sólo Amante” , manteniendo firmemente controlado el deseo sexual, a través del mandatos de “fidelidad” sexual que, convertidos en Ley, terminan justificando violencias y represiones contra las disidencias morales a esos mandatos.

Si bien es cierto que la Prostitución no pone en riesgo el “Amor”, ya que el mismo no es parte de la “transacción”, su existencia misma (esa “tentación” al alcance de cualquier bolsillo), y el riesgo de ser descubiertos, ya sea por descuido, o por algún “escrache”, o por una “penalización” imposible de esconder, la convierte en un serio riesgo para la “ilusión monogámica”, y por ello, y por ser además, un síntoma de la fragilidad del sistema de opresión sexual, es que debe ser combatida por todos los medios disponibles en el sistema punitivo moral-jurídico.

La inclusión de algunas disidencias sexuales en el sistema de la “monogamia forzada”, no es una demostración de su fortaleza, sino de su propia debilidad, al necesitar alianzas impensadas en otros tiempos para justificar y fortalecer la continuidad de un modelo sexual represivo, basado en el sentido de propiedad, y en el control de los cuerpos, los deseos, y los placeres.

El neo-conservadorismo sexual se disfraza de progresismo moral, y habla de defender “libertades” abstractas, mientras condena y reprime las libertades concretas. Al confundir (y asociar “ex profeso”) la prostitución, con lo que llaman “trata”, no buscan genuinamente combatir a esta última, sino a todo el mercado del sexo pago, y eso incluye, no sólo a las prostitutas (y a sus clientes), sino a quienes trabajan en otras áreas relacionadas con el erotismo y el sexo pago, como pueden ser la industria pornográfica (adulta y consentida), los espectáculos eróticos (strippers, nudistas, danzarinas “exóticas”), y toda “visibilización” erótica de la mujer que les parezca inducir el deseo sexual masculino.

La censura moral termina convirtiéndose en política de Estado, imponiendo un fascismo sexual, un totalitarismo escudado en “buenas intenciones”, que coarta y reprime la vida sexual y erótica de muchas personas, obligándolas a una mayor clandestinización de sus deseos y trabajos.

La prohibición de la oferta sexual en los medios impresos, en las calles, y la tendencia mundial a extender la censura a todos los ámbitos posibles (incluida Internet), es la manifestación más clara de esa peligrosa ideología moral. Pero sus acciones no se conforman con semejante atropello a la Libertad de Imprenta, ni al derecho a publicar “sin censura previa”, ni al derecho al trabajo, ni a decidir sobre los propios cuerpos, va mucho más allá. Se busca disciplinar conductas “indecorosas”, evitar “tentaciones”, prevenir “males mayores”, o sea, decirnos cómo debemos vivir, dónde debemos divertirnos, en qué podemos trabajar, y dónde está bien gastar nuestros dineros!!!…

Para imponernos “sus” estilos de vida, “su” moral, “sus” buenas costumbres, “sus” trabajos decentes, este nuevo (y viejo) terrorismo moral, no solo ataca la prostitución callejera (mediante edictos policiales, presencia “disuasiva” de las fuerzas del “orden”, “escrache” a clientes, coimas, proyectos de penalización al “consumo de sexo pago”, etc.), sino que con la excusa de la “trata”, cierra y clausura “privados”, bares, whiskerías, pubs, y lugares de “alterne”, es decir, todos los espacios que los adultos frecuentan para romper el corset sexual que nos impone la moral dominante.

El “Nuevo Orden” moral que se nos quiere imponer (por las “buenas”, o por las “malas”), es mostrado por ese Terrorismo Moral, como un fin deseable en sí mismo, como la superación de situaciones de “privilegio”, como el fin de un supuesto “Patriarcado” que (en los términos extremos en que son planteados) sólo existe en sus mentes colonizadas por el Machismo más Conservador, o por intereses muy ajenos a los que se dice defender.

Cierto “abolicionismo” llega a extremos sumamente peligrosos, y está muy lejos de la visión comprensiva, tolerante, racional, y evolucionista, que llevara a Simone de Beauvoir a afirmar que: “Evidentemente, no será con medidas negativas e hipócritas como podrá modificarse la situación. Para que la prostitución desaparezca, serían precisas dos condiciones: que se asegurase a todas las mujeres un oficio decente y que las costumbres no opusieran ningún obstáculo a la libertad de amar. Solamente suprimiendo las necesidades a las cuales responde, se suprimirá también la prostitución.” (Simone de Beauvoir, El Segundo Sexo, 7ª. Ed., Buenos Aires, Debolsillo, 2013. Pág. 557).

Si bien puedo hacer muchas críticas a la posición de Simone de Beauvoir (que fue contemporánea de mi abuela), no por ello deja de ser interesante su posición sobre el tema. Amante de la Libertad y revolucionaria moral para su época, no deja de estar influenciada por esa moral que tanto combatió.

La prostitución es un trabajo “decente”, sobre todo, si se asume con profesionalismo y vocación. Sí, dije “vocación”!!!… El trabajo sexual no es un simple ejercicio físico y de contacto entre órganos genitales, es una relación entre personas adultas, que no solo intercambian fluidos corporales y caricias, sino palabras, sentimientos, miradas y gestos, en una relación profundamente humana.

Si no te gusta el sexo, o no te gustan los hombres, es mejor dedicarse a otra cosa, donde quizás ganes menos, pero lo pases mejor!!!… No vinimos al mundo a sufrir, y trabajar en algo que te desagrada no es el mejor camino para disfrutar de la vida!!!…

Volviendo al tema central, a este nuevo conservadurismo moral, muchas veces disfrazado con interpretaciones muy artificiosas de la lucha de clases, o con el paraguas de un “feminismo” negador del derecho a las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos, llega al extremo de considerar a las prostitutas como si fueran incapaces morales y jurídicas, personas que deben ser “tuteladas”, ya que no saben decidir “correctamente” sobre sus vidas.

Esta actitud “patriarcal” (aunque venga mayoritariamente de mujeres) desconoce el derecho de las personas adultas a decidir sobre sus vidas , sobre sus cuerpos, y sobre sus deseos; y con la excusa de que las prostitutas siempre son “víctimas”, terminan imponiendo políticas represivas que precarizan aún más las condiciones laborales de las trabajadoras del sexo, y que las someten a “negociar” bajo peores condiciones con sus clientes, la policía, la delincuencia, y todo el aparato represivo del Estado.

La “nueva” Censura Moral, donde ve cuerpos desnudos (o semi desnudos) ve violencia contra la mujer, y no belleza y sensualidad; confunde erotismo (y juegos eróticos) con “cosificaciones”, ve en el acto sexual la “sumisión” de la mujer al varón, y en todo hombre libre, un potencial “depredador”, un enemigo del género femenino. Parece que ante la imposibilidad de castrar físicamente a todos los hombres, se busca la castración psicológica y moral, mediante un sistema punitivo que cercene la Libertad de las personas adultas (Clientes y Prostitutas), que limite el deseo a las “buenas costumbres”, que termine con esas “exhibiciones cosificantes”, y que, por sobre todas las cosas, garantice el predominio de la mujer conservadora y monógama (y aquí no importa de qué pareja, ni de qué género), y la existencia de “nuevas” familias tradicionales, sexualmente reprimidas, y eróticamente represoras.

Cuando la belleza de los cuerpos, y la libertad sexual, se exhiban espontánea y libremente en nuestro mundo, seguramente el Mercado del Sexo Pago habrá desaparecido de la faz de la tierra; pero mientras esperamos eso que, quizás nunca ocurra, disfrutemos de nuestros cuerpos y de nuestra sexualidad, con la mayor Libertad que nos sea posible; y ya sea “gratis”, o “pago”, no dejemos que quienes nos proponen más censura y más represión, cacerías de “Brujas”, y nuevas “santas” inquisiciones, terminen ganando cada día más espacio a costa de nuestras más preciadas Libertades, la Libertad de decidir sobre Nuestros Cuerpos, y Nuestras Vidas!!!…

POR ESO, HOY, MÁS QUE NUNCA, RESPETO Y DERECHOS PARA LAS TRABAJADORAS DEL SEXO Y SUS CLIENTES!!!…

STELLA D’VITA

Buenos Aires, 27 de septiembre de 2014.-

_Clara de Noche tumblr

Anuncios

Acerca de Stella D'Vita

Soy una Prostituta Travesti (Mujer Trans) de Buenos Aires (Argentina)... I m a whore shemale (Trans Woman) of Buenos Aires (Argentine).
Esta entrada fue publicada en ABOLICIONISMO Y POLITICA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s